martes, enero 09, 2007

GROSSO



























Sealand, frente a Gran Bretaña

Ponen en venta el país más chico del mundo

Piden 750 millones de euros; tiene 550 metros cuadrados



Para todos aquellos que se encuentren cansados de sus gobernantes y de los problemas de su país y quieran tener uno propio, hay una solución: Sealand, el Estado más chico del mundo, está en venta. La oferta incluye bandera, escudo, himno, moneda, estampillas, vista al mar y hasta selección de fútbol. Sealand es una ex plataforma militar británica de 550 metros cuadrados construida durante la Segunda Guerra Mundial, a 11 kilómetros de Harwich, en el sudeste de Inglaterra. En 1967, Roy Bates, un ex mayor inglés, la ocupó con su familia y se proclamó príncipe. Durante la Guerra de las Malvinas, en 1982, algunos argentinos se mostraron interesados en quedarse con la plataforma. El principado pide ahora 750 millones de euros por este microestado, según confirmó el vocero de InmoNaranja, la compañía española de bienes raíces contratada por el príncipe, pero esta cifra no es definitiva. Como Sealand se encuentra fuera del mar territorial británico, la corona inglesa no tiene jurisdicción para desalojar a su población, que rara vez supera los 10 habitantes, pero ningún país reconoce al principado de Sealand como un Estado independiente. El diario inglés The Times , que dio a conocer la noticia ayer, describe las instalaciones del lugar como barracas de acero en las que reverbera constantemente el ruido de generadores. En 1999 Bates abdicó a su particular trono en favor de su hijo Michael, que, según The Times , vive la mayor parte del tiempo en Inglaterra. Ahora Michael está dispuesto a obtener rédito económico por su principado. "No se trata exactamente de una venta, sino de una transferencia", explicó a LA NACION Gabriel Medina, vocero de InmoNaranja. "Como es un principado, no se puede vender." Además del dinero, el interesado deberá presentar un plan de viabilidad en el que detalle qué actividad quiere poner en marcha en Sealand. "Las autoridades buscan asegurarse de que nada de lo que se haga en Sealand pueda perjudicar al Reino Unido", dijo el vocero. Medina también contó un rumor: durante la Guerra de las Malvinas, un grupo de argentinos habría intentado comprar la plataforma. Ya hay interesados, pero por razones de confidencialidad no se pueden revelar. "Una vez que reciban distintas ofertas y planes de viabilidad, el principado decidirá a quién transfiere la plataforma", concluyó Medina. Una historia agitada A pesar de su pequeño territorio y de su escasa población, Sealand tiene una agitada historia de 40 años que incluye guerras, falsificación de pasaportes e incendios. A fines de la década del 60 se establecieron radios piratas en Inglaterra que transmitían desde el mar, fuera de la jurisdicción británica, para evitar ser castigados. Roy Bates tenía una de esas radios y fue multado varias veces. El 2 de septiembre de 1967 se instaló junto con su familia, luego de expulsar a otro grupo de radiopiratas de Roughs Tower, una plataforma militar construida en 1941, y se autoproclamó soberano. En 1968, su hijo Michael abrió fuego contra un buque de la armada inglesa que intentaba recuperar la plataforma, motivo por el cual fue juzgado. Como el incidente ocurrió fuera de las aguas territoriales inglesas, el juez decidió que no tenía jurisdicción sobre el caso y Michael quedó libre. La guerra estalló en 1978. Mientras Bates se encontraba afuera, empresarios holandeses y alemanes, junto al "primer ministro" de Sealand, Alexander Achenbach, tomaron la plataforma y secuestraron al príncipe Michael. La reacción no se hizo esperar: Bates reconquistó su principado con un helicóptero de asalto y mantuvo como prisioneros a los invasores, lo que derivó en un conflicto diplomático entre alemanes e ingleses. Achenbach, expatriado, formó un gobierno paralelo desde el exilio, que aún existe. En 2000 la Guardia Civil española desbarató en Madrid a una organización que vendió más de 150.000 pasaportes diplomáticos falsos de Sealand en todo el mundo. Los miembros se identificaban como diplomáticos o ministros, pero ninguno tenía una conexión real con los Bates. El asesino de Gianni Versace, Andrew Cunanan, portaba un pasaporte de Sealand cuando fue detenido. A mediados del año pasado, un cortocircuito generó un incendio que se propagó por toda la plataforma. Sólo una persona se encontraba entonces, que fue rescatada ilesa

6 comentarios:

manuco dijo...

Había oído hablar de Sealannd. En su momento, se pensó comooo opción para albergar Napster, pero al final decidieron transar con las grabadoras.
Con un grupo de amigos habíamos pensado alguna vez armar nuestro propioo país: la República Cocainónama de Lumpenlandia, pero no prosperó.

LadyinBlack dijo...

Sería ideal, en este momento, tener un país paralelo. Lástima que no me da el presupuesto!.

Muy interesante!!!, aprendo mucho en su blog.
Besos

Jack Duluz (Sub Cte Bizarro) dijo...

La próxima vez que no me tutees, te la doy.
Salute

laonza dijo...

oye, oye, vaya sorpresa tu blog... muchos recuerdo mios (de los 80¨). ya te puse cara: has visto una peli que se titula Liquid Sky?? , (no se ya creo que te pareces al protagonista).Ya vendré a esta casa sin ley a vistear con más calma.(te dejo de regalo un imperdible)

Anónimo dijo...

Lo tuve que subir a la página de Felipe Solo; increíble........ Y lo de las denuncias de los cascotes azules creo que alguna vez había salido en Le Monde... Te acordás?????

Holden, ambiguo, posmoderno

Lupa dijo...

Che yo escuché algo de un proyecto de K para fundar la primera República Peronista en la Isla Martín García, donde estuvo preso el Gral.: "Pejotalandia"...
Bueno igual la República ya existe y es esta donde vivimos...me marcho a lamentarme a otro lado. Beso.