lunes, noviembre 12, 2007

TEMBLOR

Un trueno, una guitarra, cuerdas, vocales, luces, agua,viento, barro, huesos.
Todo se desvaneció cuando, al fin, el Hombre decidió tirar todo por la borda en un cinético ejercicio efectuado por un círculo de incrédulos aduladores de la palabra, del oro y del poder.

*

La Nada se erigió detrás del vidrio, ignominiosa, y asustó a las bípedas conciencias con un "¡Bú!" breve pero intenso.

*

El Hombre se animó. Dio un sonoro portazo tras sí y el mismísimo Universo, apichonado y temeroso, pasó a ser simplemente un testigo mudo, como si fuera un niño desguarnecido a la salvaje intemperie.

3 comentarios:

Edwardo Almereyda dijo...

ahora que has vuelto, jack duluz, querido comandante del pasado, te saludo desde el después de esa brecha de tiempo en que hemos dejado de existirnos, mutuamente, y te reconozco, como siempre, más temerario que nunca.
saludos rabiosos compañero!.

-efe- dijo...

Cuanta alegria y dicha llenan las pantallas de este devastado ciberespacio!!!!!! El Comandante Jack ha regresado!. Era hora de que nos nutra con sus escritos e imagenes. ¡VIVA JACK! ¡VIVA EL CONTENIDO!

Un abrazo grande

f.

-efe- dijo...

ah! me olvidaba invitarlo a pasar por mi flog... se q suena a traicion... pero la idea es difundir difundir y difundir.

Lo espero!

F.